Análisis y Opinión

La manipulación de la información sobre los hechos suscitados en la frontera con Colombia (San Lorenzo, provincia de Esmeraldas) definitivamente le ha permitido al régimen entreguista de Moreno capitalizar la ayuda y colaboración del imperialismo yanqui en la lucha contra lo que ellos descaradamente llaman “combate al narcoterrorismo”.

La importancia que tiene la provincia de Esmeraldas para las transnacionales es relevante. La expectativa de ampliar las fronteras para la minería a gran escala es esencial. No diferente sucede con la producción del monocultivo de palma africana. Ampliar las fronteras agrícolas fortaleciendo posiciones de los grandes terratenientes, quienes se benefician directamente de las relaciones de producción semifeudales que establecen con los pequeños productores y los campesinos que ofertan su mano de obra en las grandes plantaciones (cuyos dueños son preponderantemente militares y policías en servicio activo y pasivo). Mucho más cuando éstos lucran de mejor manera al contar con la mano de obra de inmigrantes colombianos que venden su fuerza de trabajo hasta en un 50% menos que los trabajadores y campesinos ecuatorianos.

La frontera también posibilita otro aspecto de suma importancia. El manejo de los puertos como punto de partida de la cocaína a los EEUU (principal consumidor del mundo) y a Europa. Obviamente, no son los campesinos pobres, los cocaleros -de los dos lados de la frontera- quienes manejan este gran negocio; son las grandes empresas exportadoras quienes mimetizan la cocaína en sus exportaciones de banano, pescado, mariscos, frutas y consiguientemente quienes operan el circuito de la coca en proporciones desorbitantes, tanto así que comprometen los servicios de militares y policías en servicio activo quienes transportan la droga, la escoltan o alertan a los narcotraficantes para que puedan pasarla cuando tienen la certeza de que no habrá operativos de control. Entonces la disputa o contradicciones por el manejo de rutas se vuelve violenta, de todas formas, unos son los de este lado de la frontera, otros los de Colombia y así, sus vínculos con carteles internacionales hebra un tejido de violencia y terrorismo.

Bien lo dice el embajador de EEUU en el país: “Lo más importante, es mantener la protección a los inversionistas porque los que son nuevos virilizan la relación para atraer más inversiones”. También es eso, proteger a los empresarios, trasnacionales, terratenientes y obviamente, grandes exportadores, no importa si esa “protección”  sostiene depredación de la naturaleza, de sus recursos, de sostener añejas relaciones de producción, alta concentración de la tierra, o si se profundiza la semifeudalidad, nuestra condición de semicolonia, si seguimos rayando sobre el extractivismo o el monocultivo, lo que se trata es de defender los capitales internacionales sobre los intereses del país y, en él, de las grandes mayorías.

De que en la frontera hay grupos disidentes de las FARC, hay. Y ya hemos asumido posición ante esta corriente armada que por un lado capituló y que, por otra, no encuentra el sustento ideológico correcto para asumir su responsabilidad ante y con el pueblo en el necesario proceso de la revolución democrática de nuevo tipo.

Sumada a esta presencia se encuentran las organizaciones paramilitares que se movilizan de los dos lados de la frontera y que sin lugar a dudas son quienes espolean la violencia de manera más virulenta, en esa medida le es fácil al régimen narco paramilitar de Santos y al régimen entreguista y mamarracho de Moreno, estigmatizar todo aquello que de una u otra manera representa organización y lucha del pueblo en contra de la miseria y de los desafueros de militares, paramilitares (y sus aliados, los narcoterroristas) como terrorismo, narcoterrorismo, subversivos, etc. Con ese argumento se militariza la frontera para desatar una campaña represiva de puerta a puerta en contra de los mineros artesanales y las masas campesinas pobres de Esmeraldas, Imbabura, Carchi y Sucumbíos.

Hoy la estrategia apunta a apoyarse también en la vieja propuesta imperialista de asistencia en los focos de mayor contradicción. De hecho, el plan del régimen (una nueva cruzada de Alianza para el Progreso) involucra a la iglesia, ONG´s, la empresa privada, el Estado, la ayuda extranjera, para que intervengan en la zona en tensión y desplieguen proyectos asistencialistas o “cultivar almas” desde la perspectiva religiosa; espolear la inversión estatal, etc., mientras que por otro lado opera el fortalecimiento de la inteligencia militar, equipamiento de FFAA y policía, y, desde luego, el copamiento o militarización absoluta de la región.

Esta estrategia de asistencialismo va de la mano del discurso institucional. “Defender la paz”, “no a los violentos”. Es más, la reacción ha acuñado ese recurso mediático de Reagan de “lucha en contra del narcotráfico”, sumado al de lucha en contra del terrorismo que es lo que va a seguir rumiando el imperialismo y los gobiernos títeres de nuestros países con la complicidad de la prensa burguesa para justificar lo injustificable.

“Hay violencia porque las comunidades no son atendidas por el Estado”, dicen militares, curas y autoridades gubernamentales. Fatuos, no basta, porque primeramente no podrán cubrir los requerimientos de pueblos que viven en condiciones muy próximas a la comunidad primitiva. Segundo, porque las cosas no se solucionan con puentes, luz, comunicación, vías, etc., ya que ahí está metido lo más rancio y pútrido de los terratenientes del país, los empresarios más corruptos y descarados que la burguesía puede generar; FFAA y policía que destilan pus en todos sus órdenes y estamentos, solo equiparable a la de Colombia, y una población de elementos violentos al servicio de empresarios, militares y terratenientes tanto del Ecuador como de Colombia, que han generado un tejido económico y político corporativo, cuyo poder tiene el sustento o respaldo estatal.

Pero el problema es mayor aún, son provincias, (particularmente la de Esmeraldas) donde las relaciones de producción son feudales y semifeudales, es más, muchísimos miembros de la población AWA son sometidos a condiciones y relaciones de producción esclavistas, literalmente, y no por que pongan alumbrado público, vías, etc., las cosas van a cambiar, porque ahí, como en el resto del país, el problema es estructural.

La desinformación ha llegado a tales niveles que quieren simplificar el problema en la presencia de “Guacho” y su grupo guerrillero; pretenden fijarnos en eso y que miremos al otro lado cuando desde hace años, mucho antes de los atentados en San Lorenzo, las hienas de la reacción de las FFAA perseguían y capturaban a mineros artesanales,  les incautaban sus instrumentos de trabajo, entre esos, algunas excavadoras que contrataban entre muchísimos mineros para poder realizar sus labores. La respuesta de las FFAA: dramática, las volaban con explosivos, las incendiaban, de igual manera procedían con sus campamentos. Posteriormente detenían a los mineros para someterlos a sendos juicios y con ellos a largas condenas. Terrorismo de Estado en su máxima expresión.

Este aborrecible y pragmática respuesta era celebrada no solo por las grandes empresas mineras, la burguesía, sino por la izquierda boba que vive obnubilada con el ecologismo burgués e incapaz de entender la dinámica del campesinado pobre que cíclicamente busca mejorar sus míseros ingresos y diversifica sus actividades laborales.

 Hoy los militares siguen el hilo, destruyen las viviendas de aquellos campesinos que hoy persiguen por terrorismo, estos miserables son copia y calco de lo que hace el sionismo en Palestina, destruir las viviendas de los combatientes como un acto de venganza estatal. ¿Qué diferencia hay en relación en cómo han venido tratando a los campesinos y mineros pobres y a los guerrilleros? NINGUNA. Ahí opera eso, terrorismo estatal, desalojos, expulsión de tierras, criminalización del trabajo, de la protesta, de la resistencia.

La presencia de nerviosos militares artillados hasta los dientes, reprime e intimida a la población campesina. Son tan cobardes que hoy en día tener un celular en la frontera es un delito, los requisan (¿?).  Promueven la descomposición social, estimulan la prostitución, la venta y consumo de drogas y bebidas alcohólicas.

De todas maneras, las masas se da modos para ofrecer resistencia aún en condiciones difíciles, esto en medio de una impresionante desproporción en cuanto a medios.

En días pasados tres nuevas bombas colocadas en la vía a San Lorenzo fueron desactivadas por efectivos del ejército. Ya no comentan, las noticias ya no hablan de eso, la estrategia es esa, minimizar las acciones de resistencia para mostrar un falso control en la región.

En estos días el embajador de los EEUU en el país, Tod Chapman manifestaba sobre la importancia estratégica que ha cobrado la relación entre los dos países.” En algunos temas como la seguridad, de información e inteligencia es importante para restablecer la confianza (…) Por eso queremos cooperar con el Gobierno de Ecuador, siempre trabajamos en los intereses mutuos y tenemos una responsabilidad compartida de prevenir la entrada de drogas a EE.UU. y también a Ecuador”.

Entonces con todo eso, sumado a la visita del vicepresidente de los EEUU se nos viene nuevamente la base gringa al país, aunque hay que decirlo, no les hace falta, tienen acá unas FFAA títeres, que son entrenadas y armadas por tropas imperialistas.

Los nuevos idilios entre EEUU y el gobierno ecuatoriano va más allá. “También tiene mucha relevancia con la estabilidad regional porque el proceso de paz en Colombia necesita continuar. Todos sabemos que el narcotráfico es el que sustenta el terrorismo que está causando tantos problemas, por eso y otros motivos, es importante que esa cooperación siga adelante”. Y es que esas son las razones del por qué el triunfo de Duque en Colombia y su nuevo rol, lacayo del imperialismo, precisamente para interferir en Venezuela, Ecuador, Perú y obviamente, el porqué del ingreso de Colombia a OTAN y las tremendas repercusiones que tiene esto para Latinoamérica.

Hay que fortalecer la organización popular, campesina, de los trabajadores explotados en el país, pero sobre todo en la frontera con Colombia que es dónde se ha trasladado el centro de gravedad de las contradicciones entre masas explotadas y la alianza tripartita del viejo Estado de Ecuador, de Colombia y el Imperialismo.

Hay que elevar las luchas de las masas campesinas a la resistencia, y si es armada, mejor, de todas formas, el enemigo del pueblo debe entender que ahí, masas sumisas no encontrará, que, por el contrario, un vórtice de fuego se contrapondrá a la declaratoria de guerra que ha realizado la reacción y el imperialismo contra el pueblo.

¡ALTO A LA PERSECUCIÓN Y REPRESIÓN DEL PUEBLO EN LA FRONTERA!

 

¡NO A LA MILITARIZACIÓN!

 

¡NO A LA PRESENCIA YANKEE EN EL PAÍS!

 

¡FUERA DE LA FRONTERA Y DEL PAÍSES ASESORES MILITARES YANKEES!

 

¡SI A LA RESISTENCIA!

  El régimen del FSLN encabezado por Ortega aplica represión selectiva, "diálogo nacional" , generación del terror al promover y facilitar actos vandálicos y concesiones risibles
 
Nosotros hemos publicado nuestra posición sobre lo que viene sucediendo en Nicaragua contra el gobierno de Daniel Ortega un servil de loy yanquis y el FMI, hemos visto históricamente como se dan los cambios de régimen político en esa dictadura de grandes burgueses y terratenientes al servicio del imnperialismo, que es el Estado nicaraguense. Cambios que se dan en medio de grandes luchas populares que recurriendo a la lucha armada tuman los régimenes tiránicos para sustituirlos por un nuevo régimen tiránico. Ahora estamos asistiendo a ua nueva edición de la lucha del pueblo nicaraguense contra el régimen fascista corporativo encabezado por Daniel Ortega y su mujer. Lo que necesita el pueblo de Nicaragua no es un simple cambio de régimen sino acabar esa dictadura de grandes burgueses y terratenientes al servicio del imperialismo principalmente yanqui, lo que solo se puede conseguir mediante la guerra popular dirigida por el PC, que mediante ella barra las tres montanas que oprimen al püueblo, cuaklminando así la revolución democrática para marcharv inmediatamente a la revolución socialista.
 

El día de ayer, como informan los diarios el archirreaccionario genocida Donald Trump, el cabeza del imperialismo yanqui, ha decidido desconocer el acuerdo nuclear con Irán, violado una vez más un tratado internacional abalado por el propio Consejo de Seguridad de la ONU. Con lo cual viola pues su propio orden internacional, demostrando cuanto valen para ellos sus intituciones, sus leyes, sus acuerdos internacionales. El imperialismo yanqui, es decir USA los usa cuando les conviene y cuando no los hacen a un lado. Pero, ¿Qué quiere hacer el imperialismo yanqui con este paso?


Como ya hemos escrito el ano pasado con ocasion de los bombardeos de los imperialistas yanquis contra Syria y lo hemos repetido hace poco tiempo, cuando estos junto con los imperialistas franceses e ingleses han vuelto a bombardear este país, que el problema del imperialismo yanquis es que ha perdido la iniciativa militar sobre el terreno en Syria y el Medio Oriente Ampliado y no puede recuperarla simplemente aumentando su intervención militar, como lo viene haciendo desde fines del gobierno de Obama, porque lo llevaría a una confrontación directa con la superpotencia atómica Rusia, el perro flaco, y con Irán, lo cual quieren evitar. Pero necesitan recuperar la iniciativa militar y diplomática que la han perdido, esto quiere hacerlo recurriendo a los medios militares como los bombardeos ya mencionados, empleos de tropas de los lacayos de la región y con medios no militares, economicos como las saciones, politicos y diplomaticos.

Problema para los imperialistas yanquis, aparte de Rusia, es que se han planteado como proceder con Iran sin ir todavía, por el momento, a la agresión militar directa contra este país, porque sería hechar a Iran completamente en brazos de Rusia y también porque entonces habría el peligro de que se podría implicar directamente Rusia.

Desde el gobierno anterior al de Trump se han planteado cuál sería lo mejor para, según ellos "frenar el expansionismo iraní en la región, esto, sí nuevas sanciones o volar el acuerdo nuclear con Iran y volver a aplicar las sanciones. Nuevas sanciones se justificaria, según ya lo había planificado  el genocida Obama con su secretaria de exteriores la Clinton, con la fabricación iraní de proyectiles balísticos de largo alcance que amenazan Israel y otros países, su intervención militar en Syria y en Irak con sus  milicias, en Libano y otros escenario del MOA con las milicias de Hezbolla, con que con esto amenaza a los países de la región y especialmente a Israel. Pero esto les llevaría tiempo para someter a las otras potencias imperialistas para aplicar nuevas saciones porque hay intereses encontrados de por medio. Además, para los fines de la política doméstica yanqui, eso sería conservar una falsa medalla para Obama y el PD.

 Por todo lo anotado anteriormente, los imperialistas yanquis han recurrido a volar el acuerdo nuclear con Irán e imponer nuevamente las sanciones que piensas hacerlas más amplias y agudas como uno de los instrumentos para sentar a Iran en la mesa de negociaciones y que renuncie este a su política respecto a Syria, Irak, Libano, Yemén, es decir se someta a los dictados yanquis, y acepte la renuncia a sus armamentos defensivos, es decir imponerle el desarme para después hacer como en Irak con Sadam, Libia con Kadaffi, etc. El otro instrumento en marcha es escalar la agresión militar mediante los actores de la región, es decir los lacayos yanquis de Arabia Saudit y del Golf y el Estado sionista de Israel y las tropas como las FDS. Los últimos bombardeos de los sionistas israelís contra objetivos iraniés en Syria es un desarrollo de los planes militares de guerra mediante terceros. Con todo esto los yanquis buscan aislar a Rusia de Irán en Syria y el MOA y cambiar la situación militar sobre el terreno y sentarse a la mesa de negociaciones sobre el futuro de Syria, de donde Rusia a excluído a los imperialistas yanquis por su dominio militar sobre el terreno. Esto en el corto y mediano plazo con respecto a Irán y Syria, porque el objetivo es el cambio de régimen en Irán, es decir sacar a esa teocracía terrateniente burocrática dependiente principalmente del imperialismo ruso  para imponer un régimen lacayo suyo. Pero esto significa la guerra de agresión directa contra Irán si no pueden conseguirlo con la subversión interna a donde también apuntan todas estas sanciones.

Para terminar, esto lleva a mayor colusión y pugna entre los imperialistas yanquis y las otras potencias imperialistas, principalmente Alemania.

Como dicen los comentarios de la propia prensa burguesa:

"Neue Presse, 09.05.2018
Alemania / mundo  Estalla el acuerdo con Irán¿Qué quiere hacer EE. UU. Con el paso?

Donald Trump ve un gran peligro en Irán: toda su política en Oriente Medio se caracteriza por la confrontación con Irán. El objetivo no es solo privar al país de los medios para desarrollar un arma nuclear, sino también para eliminar a Irán en su conjunto, no para otorgarle supremacía en el Medio Oriente. Interferencia iraní en Yemen, Líbano, Siria, la amenaza de Jerusalén a Israel: todo esto debería detenerse si es posible. Recientemente llegó a Washington la tesis de que Trump quiere forzar un cambio de poder en Teherán. Si esto sería posible con medios no militares, se considera muy cuestionable.

Otre fuente de la agencia EFE escribe:
 
"Pero para los EE. UU. Hay otros factores perturbadores: Irán actúa como un alborotador en Medio Oriente, especialmente en el conflicto de Siria que no coopera y puede comenzar en cualquier momento después de la expiración de la fase de contrato con el desarrollo de armas nucleares".

 Es decir, tal como lo expresan los propios medios reaccionarios, los imperialistas yanquis prosiguen con su guerra de agresión en el Moa como se dice en la "Declaración conjunta de partidos y organizaciones maoístas con motivo del 1º de mayo del 2018: ¡Proletarios de todos los países, uníos!", sobre la situación internacional:
"Los EE.UU., encabezados por el archirreaccionario Trump, sigue desarrollando su guerra de agresión por la partición y nuevo reparto del llamado Oriente Medio Ampliado (Asia Occidental), agudizando aún más la contradicción principal de la época y del mundo actual, entre las naciones oprimidas, por una parte, y las superpotencias y potencias imperialistas, por la otra.

Después de las derrotas militares sufridas sobre el terreno, los imperialistas yanquis persisten preparando una nueva escalada de agresiones a Siria y en todo el Oriente Medio Ampliado. Y, en medio de la colusión y pugna imperialista, se utilizan cada vez más las fuerzas lacayas y de sus sirvientes de la región, como las de la monarquía terrateniente-burocrática de Arabia Saudita, de la República teocrática terrateniente-burocrática de Irán, tropas intervencionistas del Estado terrateniente-burocrático Turco encabezado por Erdogan, complementadas con el auxilio de fuerzas mercenarias reaccionarias de diversos tipos, llevando a más y mayores genocidios en la región. Como se lee en la Declaración conjunta de partidos y organizaciones maoístas con motivo del 1º de mayo del 2018: ¡Proletarios de todos los países, uníos!, sobre la situación internacional".


Para terminar, esto lleva a mayor colusión y pugna entre los imperialistas yanquis y las otras potencias imperialistas, principalmente Alemania, como leemos en la última cita de las que ponemos a continuación:


Neue Presse, 09.05.18. Alemania / mundo  Estalla el acuerdo con Irán
"Donald Trump ha decidido, pero de ninguna manera han sido respondidas todas las preguntas sobre el acuerdo nuclear con Irán. Si el acuerdo puede sobrevivir sin los Estados Unidos, si Irán debe ceder, o incluso si se trata de una guerra: los Estados Unidos actualmente brindan poca evidencia concreta.
¿Qué quiere hacer EE. UU. con el paso?

Donald Trump ve un gran peligro en Irán: toda su política en Oriente Medio se caracteriza por la confrontación con Irán. El objetivo no es solo privar al país de los medios para desarrollar un arma nuclear, sino también para eliminar a Irán en su conjunto, no para otorgarle supremacía en el Medio Oriente. Interferencia iraní en Yemen, Líbano, Siria, la amenaza de Jerusalén a Israel: todo esto debería detenerse si es posible. Recientemente llegó a Washington la tesis de que Trump quiere forzar un cambio de poder en Teherán. Si esto sería posible con medios no militares, se considera muy cuestionable".
"205/5000
Antecedentes del Acuerdo con Irán El trato, la amenaza, las preocupaciones
Von Almut Cieschinger
Donald Trump
Zach Gibson/POOL/EPA-EFE/REX/Shutterstock 08.05.18
Donald Trump quiere anunciar el martes si Estados Unidos está abandonando el acuerdo nuclear con Irán. ¿Qué consecuencias tendría una violación del acuerdo?
Trump ha protestado contra el acuerdo desde el principio y lo ha cuestionado reiteradamente en la campaña electoral de 2016. Por fin volvió a apretar el tono. Hablando en la Asamblea General de la ONU en septiembre de 2017, Trump describió el acuerdo como una "vergüenza" y un mal negocio para los Estados Unidos. Irán viola el "espíritu" del acuerdo porque está desarrollando nuevos sistemas de misiles. Sin embargo, estos no son el tema del contrato.

Pero para los EE. UU. Hay otros factores perturbadores: Irán actúa como un alborotador en Medio Oriente, especialmente en el conflicto de Siria que no coopera y puede comenzar en cualquier momento después de la expiración de la fase de contrato con el desarrollo de armas nucleares".

Las contradicciones interimperialistas se agudizan con la decision del archireaccionario genocida Trump, al respecto leemos en la prensa alemana del día:

"El peligro de una guerra comercial está aumentando

"Occidente está amenazado por una guerra comercial", dice el eurodiputado de la CDU, Elmar Brok. Los europeos tienen una sola oportunidad de mantener vivo el acuerdo con Irán: tienen que mantener los beneficios económicos para Irán. "Si eso no tiene éxito, la base comercial para los iraníes dejará de existir", dice Brok. La posible consecuencia es que los iraníes reanuden la construcción de bombas nucleares. Esto, a su vez, podría conducir a una guerra en el Medio Oriente y al armamento nuclear de los competidores de Irán, Arabia Saudita y Egipto.

Para el comercio transatlántico, el conflicto llega en un momento inoportuno, porque ya está muy agobiado por los aranceles punitivos de Trump sobre el acero y el aluminio. La UE también está tomando una línea dura aquí: exige una exención permanente e incondicional de los aranceles aduaneros y amenaza con represalias si eso no sucede.

Las sanciones de Estados Unidos contra Irán también afectarían a las empresas europeas. Se enfrentan a un dilema: violan las sanciones o se retiran del negocio de Irán. El daño sería considerable en todos los sentidos. Aunque el negocio de Irán no juega el papel más importante, está creciendo. Las exportaciones de ingenieros mecánicos alemanes solo han aumentado en un 20 por ciento a 901 millones de euros, según las cifras de la asociación de la industria VDMA el año pasado. En general, las exportaciones alemanas de Irán aumentaron un 16 por ciento en 2017, según la Cámara de Comercio e Industria de Alemania (DIHK). Estas empresas ahora están "bajo una gran reserva", dice el presidente de DIHK Eric Schweitzer, mientras las empresas alemanas amenazan en Estados Unidos con "penas sensibles"."

 

Fueron ejecutados los tres periodistas secuestrados por un frente de las FARC en la frontera colombo-ecuatoriana.

 

Mucho se ha dicho al respecto, sobre todo desde la perspectiva del viejo estado que se ha ensañado con el tema, de todas formas, la lógica en el manejo de la información está determinado por el control que tienen las clases dominantes de los medios de comunicación. Las noticias, los hechos, pero sobre todo los fundamentos de los mismos son manipulados, tergiversados, con la finalidad de sostener los intereses del imperialismo y de sus testaferros en el país.
 
Hace rato que el imperialismo “metió mano” en el Ecuador. La presencia de esta monstruo data de fines del siglo XIX, y debemos decirlo con dolor y rabia, desde ahí se han quedado, no ha salido, y hasta la fecha, poco es lo que hemos hecho en términos objetivos para destruirlo y/o expulsarlo.
 
Hoy, a propósito del atentado al cuartel de policía en San Lorenzo el 27 de enero del año en curso, el régimen comprador y entreguista de Moreno, inmediatamente pidió ayuda a los EEUU para que colabore militarmente en la investigación de los hechos y delinear estrategias de acción en la lucha a la que ellos, la reacción, llaman: combate a muerte al narcoterrorismo.
 
Para este propósito arribó al país un equipo del FBI que imperativamente ha estado asesorando a Moreno sobre cómo llevar a cabo la crisis generada en la frontera.

Después de la emboscada con explosivos a una patrulla de infantería de marina, en la que murieron 4 militares y una docena de heridos, vino al país el jefe del comando sur de los EEUU. Posteriormente, un equipo de periodistas (trabajadores de comunicación) fueron enviados por sus patronos de El Comercio, el medio más reaccionario, pro imperialista y anti popular que existe en el país, a que cubran las noticias en el mismo escenario del conflicto, la población fronteriza de Mataje. Arriesgaron la vida de estos trabajadores por conseguir primicias y poder tener insumos para manipular y vender la noticia de mayor y mejor manera.

En su traslado a dicha comunidad los periodistas fueron secuestrados por personas no identificadas, no obstante, la prensa y otras fuentes señalan a miembros del Frente “Oliver Sinistierra” como los autores de la forzada retención.

En el curso de las negociaciones entre los captores y el gobierno de Moreno, se planteó el despeje de la zona, el no realizar operaciones militares que apunten al rescate de los retenidos y la liberación de tres integrantes de ese frente hoy detenidos en las cárceles del país.

Por el elemental hecho de que quién manejó la crisis no fue Moreno, sino los EEUU a través del FBI y su ya conocida política de “no negociar con terroristas”, el gobierno de Moreno intentó engañar a sus interlocutores en la negociación aduciendo que se encontraban buscando los mecanismos legales para liberar a los presos, mientras avanzaba en trabajos de inteligencia y apretaban el cerco a los captores con una fuerza conjunta del ejército colombiano y ecuatoriano.

Obviamente la operación falló, y la respuesta fue inmediata y contundente. Un escenario de guerra tiene lecturas y respuestas diferentes. Los tres periodistas fueron ejecutados, y sobre el cadáver de esos trabajadores, la reacción ha levantado toda una campaña de prensa para condenar no solo el acto, sino fortalecer la propuesta de RETORNO DE LA BASE YANQUIS AL PAÍS que al parecer es el fin último de toda esta trama.

Es decir, la muerte de los periodistas y los sucesos de la frontera van dando frutos, se manifiestan en la mayor corporativización, militarización y reaccionarización del viejo estado en el país, particularmente en las provincias de la frontera donde la miseria se manifiesta –entre otras cosas- en las condiciones furtivas que se desarrolla el comercio. Los pequeños contrabandistas  son tratados como una verdadera peste a quienes se les quita sus mercaderías cuyos valores rara vez sobrepasan los 300 dólares; los mineros artesanales que son perseguidos, agredidos, encarcelados y sus insumos de trabajo dinamitados precisamente por los infantes de marina, rambos de papel que exponen sus bravuconadas violentas con artesanos indefensos; la miseria en la que viven los campesinos que al no tener tierra terminan entregando su fuerza de trabajo a los grandes terratenientes, y no pocos que emigran cíclicamente a Colombia a trabajar en las plantaciones de coca, definitivamente, una región donde se exponen las más añejas relaciones de producción y con ellas, la mayor exposición de la lucha de clases en niveles ya combativos.

Pero no solo eso, la DEA, FBI, la Interpol, Ameripol, Europol, están aquí (conforme lo señala el ministro del interior). Y “muy comedidos”, los EEUU, México, España, Estados Unidos, Gran Bretaña, China y Francia, están apoyando con su asesoría en la lucha antiterrorista en el país.

Cuanta fatuidad y miseria del gobierno. Basta ver que en Colombia existen 7 bases militares gringas y el narcotráfico no ha parado, en absoluto, Colombia sigue siendo el principal productor de coca y cocaína; ni siquiera a la reacción le ha servido para detener o neutralizar a la insurgencia de ese país, sin embargo, Moreno tiene sueños de perro, aspira tenerlos más consolidados en el país no solo en términos económicos, políticos, sino militarmente.

Entonces las cosas son claras. El régimen trafica con muertos para sus nefastos propósitos. El Frente Oliver Sinistierra también se equivoca, una cosa es tomar militares, policías, periodistas, empresarios, terratenientes, gringos, como prisioneros, otra cosa es tomar hombres y mujeres del pueblo para negociar.

¿Cruento?, ¿temerario?, posiblemente. Es un escenario difícil, pero no lo es más de aquello que confrontan todos los días nuestro pueblo envuelto en esa violencia sistemática que preña la miseria, hambre, desesperación, antes no expuesta por los medios porque no resulta funcional para la estadística gubernamental o sencillamente para vender la artesanal idea de que el Ecuador “es una isla de paz” y que su músculo económico es esencialmente turístico.

¿Cruento?, ¿temerario?, posiblemente. Pero así ha sido siempre, desde la división de la sociedad en clases, y recurrir a la violencia; una, liberadora, ha sido la constante de los desposeídos, oprimidos y explotados; la otra, la violencia reaccionaria, a la que ha recurrido las clases opresoras, dominantes, para detentar el poder.

Esto hay que tener claro, sin cuota de sangre, no hay poder, esa es una realidad y necesidad insoslayable. Quién esté claro de esta ley de la lucha de clases sabrá qué hacer y asumir su responsabilidad, del lado del pueblo o de sus verdugos. Es una lucha a muerte y evitarla, no es una opción.

Hoy se ha generado en el país un comportamiento que crece como una bola de nieve; xenofobia al afro descendiente y a los colombianos. Tanto así que Moreno dice que el jefe guerrillero es colombiano, mientras que su homólogo sostiene que es ecuatoriano. En verdad, una discusión bizantina por demás absurda.

Pero este es un aspecto de los sucesos en la frontera. Hay otros. Por ejemplo, la permanente lucha entre distintas fracciones de grupos que aliados a los carteles mexicanos tratan de posicionarse en la zona y que ha sumido a las poblaciones de la frontera en una violencia cruenta que solo y únicamente ahora que fueron ejecutados los periodistas son visibilizadas por el país y el gobierno.

Otra de las cosas que no dicen es que, en las regiones de frontera, altos mandos policiales y militares son parte del tejido del narco tráfico, ya sea en la cadena de traslado de la droga, protección a determinados grupos, almacenamientos del alcaloide y, obviamente, como informantes que alertan, a estos carteles, de los operativos policiales. Las mismas fuentes de prensa reaccionarias permanentemente dan cuenta de oficiales, miembros de las FFAA y policía son capturados por sus vínculos con el narcoterrorismo.

Otra cosa que no dicen es que miembros en servicio activo y pasivo de la policía y de las FFAA, aprovechando sus vínculos con narco paramilitares que pululan en Esmeraldas, desplazaron campesinos y se posicionaron sobre sus tierras, les obligaron a venderlas a precio de gallina flaca para devenir en grandes terratenientes cuya actividad productiva es la palma africana, producción de aceite; empresas turísticas, hotelera, camaronera, etc., verdaderos parapetos para la concentración de droga, lavado de activos, etc.

En la otra colina, un grupo de gente que converge en un escenario campesino profundamente deprimido, agobiado por los niveles de pauperización social en la que se debaten, y hoy en día perseguidos y estigmatizados como narcoterroristas.

Como novedad para el país, el gobierno sale a manifestar que en Mataje y demás poblaciones ubicadas a lo largo del cordón fronterizo no tienen servicios elementales, que hay desnutrición, hambre, y que la respuesta al conflicto desatado debe ser integral, con asistencia social, inteligencia y presencia militar apoyada por los EEUU (general retirado Paco Moncayo, asesor de Moreno). Bajo esa lógica, en todos los cantones, parroquias y comunidades a lo largo y ancho del país habrá que dar de baja a militares y periodistas para que sean atendidos en sus más elementales requerimientos (¿).

 ¡Una estupidez!

Hoy las FFAA andan dando golpes de ciego. Detienen a campesinos pobres porque tienen celulares en una zona donde la única comunicación es esa. Detienen a campesinos pobres porque en media selva tienen escopetas de cartucho (artesanales) que utilizan para cazar animales del campo, única y solo única forma de acceder eventualmente a una dieta cárnica. Capturan a campesinos porque les encuentran dos o tres botellas de licor. Quién puede entender la manera cómo quieren justificar su torpeza evidenciada en la diferencia que hay en capturar, secuestrar a combatientes populares, torturarlos, asesinarlos; hostigar a todos quienes de una u otra manera manifiestan su descontento con el Estado, las clases dominantes y el imperialismo, y otra es confrontar a masas, mucho menos a las de Esmeraldas, que viven en condiciones tremendamente críticas, que no todas están alineadas con el narcotráfico, con el paramilitarismo o la guerrilla de Colombia, sino también alineadas con la lucha de clases en el país y el decidido esfuerzo por elevarla a guerra popular.

Entonces, ahora en la frontera todos son narcoterroristas, y la declaratoria de guerra del gobierno es clara y delimita los campos de manera más precisa

Condenamos la militarización de la frontera. Alertamos a las masas del proceso de persecución al que están siendo sometidos los campesinos pobres que históricamente ha luchado en contra de la agresión por parte de los militares y policías dueños del 90% de las grandes haciendas palmicultoras utilizadas para concentrar la tierra, lavar dinero de la droga y utilizarlas como base para la exportación de cocaína; la sistemática persecución y satanización de los mineros artesanales por parte del estado aliado a grupos paramilitares de Colombia que tratan de tener control sobre la producción artesanal de oro, su comercialización en condiciones de total perjuicio y explotación de los trabajadores.
Condénanos la persecución a los campesinos pobres a quienes se trata de vincular con los últimos actos de violencia en la frontera sin ningún fundamento legal.

Condenamos al revisionismo y al oportunismo de la izquierda del país que acongojada y sumida en sentimentalismos pequeñoburgueses respalda al régimen comprador y reaccionario de Moreno; ahora, piden “justicia”, sanción a los violentos, llaman a “defender la paz” burgués-terrateniente en las calles. ¡miserables!

Nos solidarizamos militantemente con los campesinos pobres y sometidos a la ley marcial que han sido aherrojados a sus precarias viviendas sin poder trabajar para mediosubsistir.

Declaramos públicamente que otro de los grandes errores que potencialmente está por cometer en régimen de Moreno será seguir permitiendo la entrada de fuerzas imperialistas extranjeras a meter mano en el país. La clara intención del régimen de permitir la reapertura de la base militar yanqui en el país desde ya pende como una espada de Damocles sobre la cabeza de Moreno.

Convocamos a nuestro pueblo a desenmascarar la campaña propagandística que apunta a vendernos la idea de que la violencia “viene del norte”; que con la muerte de Wacho “recobraremos la paz”. Hay que desenmascarar al régimen  cómo  viralizó el conflicto en la frontera para justificar las bases gringas en el país; estos días metiendo un ingrediente más a su cortina de humo, difundir la denuncia de que Correa fue financiado por las FARC para la campaña presidencia, aspecto que más allá de que pueda o no ser cierto, son cañonazos de pólvora mojada que le ha permitido manejar la implementación de  medidas económicas sin encontrar mayor resistencia por parte de las masas y estrechar lazos íntimos con el imperialismo yanqui.

Y es que esto no viene solo. El régimen acaba de anunciar que ya no será garante de las negociaciones de paz con el ELN en territorio ecuatoriano. Por un lado, bien, que el revisionismo armado vaya a otro lado a sostener su perorata de la desmovilización, capitulación y elogios a la paz burguesa, pero lo central acá es que esta decisión de Moreno responde a la cuota que debe entregarle al imperialismo yanqui para que pueda auxiliarlo en una crisis política y militar de bajo perfil que ha logrado poner de rodillas a la reacción y al gobierno.

No todo lo que brilla es oro, no todo lo que lucha es narcotráfico.

En estas provincias de Esmeraldas, Imbabura, Carchi y Sucumbíos es donde las condiciones objetivas y subjetivas para la revolución ha madurado de manera importante. Que quienes luchan en este escenario geográfico-social son hijos del pueblo que eventualmente, ante la aun limitada presencia de dirección ideológica correcta, buscan canalizar sus aspiraciones y vocación de lucha en organizaciones armadas que no coinciden con sus verdaderos propósitos.

De todas formas, la gran ofensiva del imperialismo y del viejo estado burgués-terrateniente no nos arredra, no nos sacarán del camino, imposible lo hagan, la clase y las masas son el nervio que potencia nuestra determinación de conquistar el cielo. Y precisamente ahora, con estos últimos acontecimientos tenemos una clara lectura de cómo, en qué condiciones, con qué aliados, con qué vehículos, estrategias, tácticas, está dispuesto el viejo estado defender sus intereses, su añejo y pútrido poder. De que va a ser duro, va a ser duro. De que va a ser cruento, va a ser cruento, de hecho, la línea, la hoja de ruta ya está trazada, y está bien, la aceptamos, también estamos claros de eso, sin violencia revolucionaria, sin destrucción para construir, nada se podrá conquistar.
 
¡BASTA A LA PERSECUCIÓN DE CAMPESINOS POBRES EN LA FRONTERA!
¡ABAJO LA PATRAÑA GUBERNAMENTAL QUE CON HUMO QUIERE TAPAR LAS PROTERVAS MEDIDAS ECONÓMICAS!
¡ABAJO LA PATRAÑA GUBERNAMENTAL QUE EN COMPLICIDAD CON LAS CLASES DOMINANTES Y EL IMPERIALISMO ESTAN CREANDO LAS CONDICIONES PÚBLICAS PARA LA INSTALACIÓN DE BASES YANQUIS EN EL PAÍS!
¡A DESENMASCARAR Y COMBATIR AL REVISIONISMO QUE HOY SE HA SACADO LA CARETA EN DEFENSA DEL VIEJO ESTADO Y LA FALSA PAZ BURGUÉS-TERRATENIENTE!
¡NADA HAREMOS SINO COMBATIMOS Y APLASTAMOS AL REVISIONISMO!
¡GRINGOS, GO HOME!
¡VIVA EL MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO!

Cuando nos referimos al imperialismo, la gran burguesía y a los grandes terratenientes, lo hacemos pensando en la estructura de poder que tiene el capitalismo burocrático en el país.

Somos un país semicolonial, fundamentalmente del imperialismo yanqui, empero, eso no quiere decir que éste no tenga pugna con potras expresiones del imperialismo que mantienen vivas sus expectativas de incurrir o someter al país. China, Rusia, hacen lo suyo por disputar nuestros territorios, pero aún está claro que son los EEUU lo que tienen hegemonía en la región y muy particularmente en nuestro país.

Rechazamos la VIII Cumbre de las Américas, a realizarse en Lima el 13 y 14 de abril del 2018 en Lima-Perú, por ser un foro internacional que el imperialismo norteamericano viene impulsando  principalmente con los países agrupados en la Alianza del Pacífico, en función de la ejecución de sus planes hegemónicos en la región sudamericana, y a la concreción de su llamado “Plan Perú”, que está íntimamente ligado a la ampliación de su plan fascista de 1990 reajustado con miras al “bicentenario” 2021.

La lucha del pueblo peruano se intensificó en los meses de febrero  hasta mediados de marzo, estamos seguro que en este mes de abril se intensificará aún más y en mayo sera mucho mayor en la contundencia de las formas y elevación de su lucha por sus verdaderos reclamos y exigencias al gobierno de turno proimperialista de Vizcarra peón del Banco Mundial, que va a proseguir implementando el despellejamiento de la calse y del pueblo peruano con su llamado emprededurismo financiado por esta institución al servicio del imperialismo Yanqui, que no es otra cosa que más empleo precario en las peores condiciones de trabajo, jornda y con míseros salrios, que se considerqan no como tales sino como ganancias, donde el trabajador paga para poder trabajar. (ver su mensaje al Congreso de 13 miutos después de su "investidura" donde lo menciona).

Somos partidarios de que sólo el pueblo puede hacer justicia al pueblo y esto sólo es posible mediante el desarrollo de la guerra popular dirigida por el Partido Comunista.

Como lo hemos denunciado en referencia al escándalo del toma y daca de diciembre entre una parte de la bancada fujimorista y el ex-presidente PPK donde se apoyo a éste contra la solicitud de vacancia a cambio del indulto al fascista, genocida y vendepatria Fujimori:

traducido del blog https://cebraspo.blogspot.de/

En el caso de los campesinos combativos del Movimiento Frente Nacional de Lucha Campo y Ciudad (FNL) ocurrido el pasado 8 de marzo, reproducimos a continuación una importante denuncia de la Liga de los Campesinos Pobres sobre el ataque cobarde desferido por el latifundio en colusión con el Estado contra campesinos combativos del Movimiento Frente Nacional de Lucha Campo y Ciudad (FNL) ocurrido el pasado 8 de marzo.

Circunstancias en que fue designado el yanqui Kucsynki. El Perú a comienzo de 2016, esto es de la primera y segunda vuelta de las elecciones generales para recambio de autoridades del viejo Estado, estaba viviendo nuevamente un mayor agravamiento de la crisis política en que se debate como parte de la crisis general y última de la vieja sociedad peruana, semifeudal-semicolonial donde se desenvuelve un capitalismo burocrático al serivico del imoperuialismo principalmente yanqui. A que llevó el fracaso en sus tres tareas reaccionarias del gobierno del genocida Humala. Gobierno surgido, después de la segunda vuelta de 2011, de un pacto entre sectores de la facción burocrática con la compradora, gobierno que después del gabinete Lernen, representó los intereses de la compradora. Gobierno de la negación al pueblo de los derechos, libertades consagradas en sus propias.