Atualizado del blog Nuevo Peru


 La declaración de Donald Trump sobre traslado de la embajada yanqui a Jerusalem es reconocimiento de hecho de Jerusalem como capital del Estado de Israel.

Primera Guerra Mundial, guerra imperialista por partición y nuevo reparto de las esferas de influencia, hundimiento definitivo del imperio Otomano, Palestina que era parte del mismo pasa en 1920 a ser mandato de Gran Bretaña; es decir,  se produce un cambio de manos en su status colonial. Los imperialistas británicos impulsaron junto con el movimiento sionista la inmigración de judíos de todo el mundo para cambiar el peso poblacional del país habitado mayoritariamente por árabes palestinos. Situación estratégica de palestina que la ha convertido en objetivo de Occidente desde la época de las cruzadas. Objetivo estratégico de la política colonial del imperialismo británico en el Medio Oriente fue impulsar base social propia allí mediante la colonización de palestina por colonos “judíos, usando al movimiento sionista



Después de la Segunda Guerra Mundial, de donde el imperialismo yanqui insurgió como potencia hegemónica, para dominar el Medio Oriente, va a impulsar con otros imperialistas el establecimiento de un Estado sionista en Palestina. En 1947 por decisión del Consejo de Seguridad de las Naciones unidas se acuerda la partición de Palestina y se funda en tierra palestina el Estado sionista de Israel con su capital Tel Aviv y Jerusalem es declarada ciudad internacional. Mediante la guerra y el terror, los sionistas, con la ayuda de los imperialistas expulsan de sus viviendas, de sus tierras y del país a millones de árabes-palestinos hasta 1950, ocupando paso a paso pero en forma indetenible no sólo, el territorio acordado por la injusta determinación de la ONU en 1947, sino la parte que había sido reservada para los árabes. Desde aquella época la mayor parte de la población de origen palestino vive en el extranjero desplazados por el plan imperialista-sionista e impedidos de volver a establecerse en sus lugares de procedencia.

En la llamada “Guerra de los Seis Días” Israel ocupa todo el país y Jerusalem, sometiendo a todo el país a un régimen de ocupación, aplicando el “apartheid” contra la población palestina de varios millones, quienes carentes de todo derecho tienen que solicitar autorización del ocupante para poder fijar su lugar de residencia, de trabajo, de estudio, etc. y encerrados principalmente en la Franja de Gaza, Cisjordania y en la parte Este de Jerusalem. En estas dos últimas, el Estado de Israel practica desde aquella época una política agresiva de establecimiento de nuevas colonias judías que van encerrando a la población nativa en retazos del territorio que se van estrechando cada vez más.

En los años 90. se dieron los llamados “Acuerdos de Paz de Oslo “ donde entre otras cosas se acuerda la llamada “Solución de los Dos Estados”, es decir la existencia separada en el territorio palestino de un Estado Israelí y de un Estado Palestino, esto es conocido como Oslo I y luego se va a dar otro acuerdo complementario que es conocido como Oslo II.

 En resumen: el significado para ambas partes de dicho acuerdos es el reconocimiento de la ocupación de Palestina por los sionistas. Y esta realidad es recogida en diversos informes que tienen casi el valor de confesión de parte, citamos uno porque es el que en forma bastante resumida lo expresa en toda su magnitud: “A Oslo I y II (…) (Israel) frente a los palestinos fue con objetivos claros en las negociaciones (…) el resultado fue que con la aprobación de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina con Arafat a la cabeza, nota de redacción) (los acuerdos) se tradujeron en una realidad que en los diversos aspectos reflejaba el régimen de ocupación” ( Auslandinformationen 3/2017 (Informaciones del Extranjero), Fundación Konrad-Adenauer , esto es del CDU el partido de la canciller Merkel, Agua-Poder-Conflicto)

En esencia la llamada solución de los “Dos Estados” sirve para mantener la imagen de algunos territorios en “manos palestinas” bajo un régimen de “Autonomía”, pero en el fondo son territorios que están bajo la autoridad de ocupación, esto es de Israel, dentro de los limites de ese Estado semicolonial al servicio del imperialismo yanqui. Donde hay unos palestinos (nativos) que son reconocidos como cuidadanos de pleno derecho, esto esm, una minoría de árabes a los que se le reconoce la ciudadanía, pero son minoría oprimida en su propio lugar de nacimiento y otros nativos (también palestinos) que están excluídos de todo derecho, bajo régimen de ocupación en los llamados "territorios", siendo oriundos del país, padecen toda clase de vejaciones y son víctimas del genocidio sionista, régimen de apartheid. Por eso la necesidad de mantener por parte de imperialistas, sionistas, toda clase de lacayos la llamada "solución de los Dos Estados", es decir para encubrir arropado en esas palabras el verdadero régimen de apartheid que practica el Estado sionista a vista y paciencia de la "llamada comunidad internacional". Saben que esta "solución" es inviebla por la política de "colonias judias" y porque el simple crecimiento poblacional haría estallar las fronteras de estos llamados "territorios", además que se tendría que aceptar definitivamente por la parte palestina el no retorno de los expatriados palestinos desde 1947.

El Estado sionista no podría haber existido ni mantenerse sin la protección del imperialismo yanqui, principalmente, como también de los diversos países imperialistas. Pero el imperialismo yanqui siempre ha tratado de presentarse como un intermediario entre “árabes e israelíes”. Esto es lo que ha cambiado en la política exterior del imperialismo yanqui con la declaración de Trump sobre Jerusalem, donde la reconoce de facto como la capital del Estado de Israel al trasladar su embajada a esa ciudad.

La situación que está detrás de esta decisión de Trump, que viene desde antes, es que la guerra en Siria se vuelve cada vez más compleja para los imperialistas yanquis, quienes están en desventaja militar sobre el terreno con respecto a Rusia y sus “aliados” de la Republica Islamica de Irán, por lo que necesitan unir en un frente dirigido por Arabia Saudit y los sionistas de Irael para llevar una guerra más desarrollada contra las fuerzas “shiitas” encabezadas por los Iraniés con el apoyo militar de los imperialistas rusos. De esta manera tenemos un mayor desarrollo de la guerra reaccionaria, de la guerra de rapiña imperialista que se va a escalar como guerra regional, llevada a cabo por fuerzas de terceros sobre el terreno y donde la presencia militar y su envolvimiento en los combates de los imperialistas yanquis y de los imperialistas rusos aumentará, sin lugar a dudas, pero tratando de no arriesgar un choque directo entre ellos. Esto explica la necesidad de los imperialistas yanquis (el perro gordo) de llegar a un acuerdo general sobre armamentos con los imperialistas rusos (el perro flaco). Ver declaraciones de Putibn de antes y de después de las elecciones. Eso explica también la actual incursión militar de los reaccionarios turcos contra las fuerzas del YPG en Afrin en Siria. Pero los yanquis seguirán usando a los partidos reaccionarios Kurdos y sus capistotes para dividir más cada uno de estos países del MOA. Pero ese es otro tema para otro artículo.