El, 1 de mayo, el proletariado y pueblo del Ecuador conmemoró el día del trabajador explotado, consiente y combativo.

Lo hemos hecho precisamente en medio de la más profunda crisis del imperialismo que agobiado genera intervenciones armadas, invasiones, espolea conflictos regionales, todo con un solo objetivo, propiciar la repartija de las naciones oprimidas para retardar su bancarrota total.

Pero también lo hemos hecho recordado a los mártires de Chicago, a los trabajadores masacrados el 15 de noviembre de 1922 en Guayaquil; a los trabajadores del campo y la ciudad que han puesto su cuota de vida por arrancarle conquistas al viejo estado, a la gran burguesía y a los grandes terratenientes. A todos los trabajadores del Ecuador y el mundo que han entregado generosamente su sangre por la conquista del poder, que es en verdad el objetivo central de la clase obrera, la conquista del poder para el proletariado en ese inevitable tránsito al socialismo y la dictadura del proletariado.

Pero en medio de este contexto crecemos, combatimos, fortalecemos la organización. Nuevos sindicatos bajo correcta línea ideológica se suman al Frente de Defensa de los Trabajadores; y con ellos, la lucha crece. Precisamente cuando el régimen comprador de Moreno con el falso cuento de combatir a la disidencia de las FARC, al narcotráfico, al terrorismo, ha declarado la guerra al elemento consiente de la clase, del pueblo, de  los campesinos y mineros pobres; a los comunistas que bregamos por la transformación revolucionaria del país, quienes, a pesar del embate, le hemos salimos al paso con este hermoso, combativo y decidido ejemplo de los alcances que tiene la organización comunista en el país, y no solo eso, sino que asumimos el reto de confrontar en todos los planos su política de terror, persecución, falsos atentados, a su alto mando de las fuerzas armadas y policía ahogados en la más grande corrupción institucional, ligados a los grandes carteles del narcoterrorismo que son quienes han contaminado la actividad económica del país que por sí ya es raquítica y ambigua.

El sistema represivo del viejo Estado burgués-terrateniente, no solo que ha activado a todo el aparato represivo, sino que se ha dado modos de incorporar a ese sistema corporativo, a las autoridades burocráticas, funcionarios públicos, empleados títeres de la patronal, quienes en un ridículo acto de intimidación y pesquisa, se dedicaban a tomar fotos y nota de los trabajadores que se pronunciaban en contra del régimen, del estado, del imperialismo; por mejoras salariales, estabilidad laboral, no precarización laboral, empleo, desmilitarización de la provincia de Esmeraldas, etc.,

Nada pudo opacar la marcha que armadas con tremolantes banderas rojas con el sol, la hoz y el martillo como muestra de su identidad ideológica, se fundieron en una gran marea roja que copó las calles de la ciudad de Ibarra.

De igual manera hizo presencia un destacamento del Movimiento Femenino, los Guarias Rojos, que, en un inusitado acto, se tomaron el principal monumento de la ciudad (obelisco) para volverlo rojo, luminoso, conmemorando los 200 años del natalicio de Marx. ¡Cuánta gloria! 

Explosivos caseros retumbaron en la ciudad anunciando el paso decidido del proletariado, petardos, bengalas, todo un despliegue de creatividad que hizo de este primero de mayo, un acto diferente, un campanazo que convoca a la organización, a la movilización, a la lucha, a lo que aún está por venir.

No diferente fue en Quito, donde un grupo compacto de los trabajadores de la salud, manteniendo independencia de clase, también hizo lo suyo con el soporte de un destacamento de comunistas que le imprimieron sello de clase, y con ello, lucha en contra del revisionismo y del oportunismo.

Ha sido una marcha diferente. Siguiendo el hilo a la conmemoración del natalicio del gran maestro Karl Marx, se lanzó en periódico LA NUEVA DEMOCRACIA con todo su contenido popular, democrático y antiimperialista, un nuevo instrumento de lucha da clase, de los campesinos y demás masas pobres y explotadas. 

   

                                                                                           

           

El proletariado y pueblo del Ecuador, extiende su rojo saludo internacionalista al proletariado internacional, a los partidos, organizaciones, frentes marxistas-leninistas-maoístas que apuran esfuerzos por madurar la organización y desatar la guerra popular en sus países; a los camaradas que en la India, Filipinas, Turquía y el Perú sostienen y desarrollan guerra popular; al pensamiento Gonzalo, al presidente Gonzalo, a los hombres y mujeres sencillos hijos del pueblo que aún están convencidos de que nada es imposible para quién se atreve a conquistar las alturas.

¡VIVA EL 1 DE MAYO DE CLASISTA, ANTIIMPERIALISTA Y REVOLUCIONARIO!

 

¡VIVA LOS 200 AÑOS DEL ANIVERSARIO NATALICIO DE KARL MARX!

 

¡VIVA LA IDEOLOGÍA TODOPODEROSA DEL PROLETARIADO, EL MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO!

 

¡VIVA EL PENSAMIENTO GONZALO!

 

¡VIVA LA GUERRA POPULAR EN LA INDIA, FILIPINAS, TURQUIÍA Y PERÚ!

 

¡VIVA LA DURA BREGA DE LOS PARTIDOS COMUNISTAS DE NUEVO TIPO QUE PREPARAN LA GUERRA POPULAR!

 

¡MUERTE AL IMPERIALISMO, APLASTAR AL REVISIONISMO!

 

¡VIVA EL SINDICALISMO ROJO, DE CLASE!